¿El verano está solo pensado para poder irse de viaje a alguna ciudad u otro país? No, para muchos el verano es el momento de soltarse la melena y comenzar a disfrutar de verdad de su vida yendo a las mejores discotecas. No obstante, para no pasarse, ¿qué hay que tener en cuenta?

Hay que vigilar mucho lo que se hace en verano al salir de fiesta

Nada puede ser más divertido que salir de fiesta en la discoteca Bling Bling pero tienes que ser consecuente. En verano es cuántos más robos hay, además de que es la época en la que se producen más ingresos por intoxicación, en la mayoría de los casos, provocados por “abusar” demasiado de las bebidas alcohólicas. Además, es posible que la noticia de que las discotecas ahora tributarán al 10% hace que la mayoría crean que ahora podrán beber todo lo que quieran por muy poco dinero, pero hay que tener mucho cuidado con lo que se hace por las noches.

Para empezar, a la hora de salir de fiesta hay que hacerlo siempre con un presupuesto ajustado, ya que en verano supone un 60% del gasto de los hogares españoles. Si eres una persona que no sabe controlarse a la hora de “salir de marcha”, cuánto menos dinero lleves encima mejor. Evita a toda costa llevar tarjetas, o, si lo haces, lleva una con un saldo limitado, por ejemplo una tarjeta prepago en la que tengas un poco de dinero para emergencias. Y del dinero que lleves encima siempre reserva algo para que tengas algo de dinero en el caso de que tengas que coger un taxi para regresar a casa.

Tener cuidado a la hora de beber es importante. El error común de pensar de que en verano una bebida alcohólica en lo más refrescante es muy común, pero tomar solo esto te afecta negativamente al organismo y lo único que haces es perjudicarte la salud de una manera como ni podrías imaginarte. De modo que combina el beberte un cubata con alguna bebida refrescante para que tu cuerpo esté bien hidratado.

Por supuesto está la parte más importante, comer algo antes de salir de fiesta. La mayor parte de los ingresos en hospitales que se producen en verano es por salir de fiesta sin haber cenado nada con la excusa de “ya comeré algo al volver a casa” y esto no hace más que hacer que el alcohol se te suba más rápidamente a la cabeza. Nunca vayas a beber sin antes haber cenado algo antes, aunque sea un bocadillo o un sándwich. Con todo esto, no tendrás problemas a la hora de salir de marcha un sábado por la noche.

Dejar respuesta