Se ha oído hablar mucho de las casas inteligentes, pero, ¿sería posible crear un supermercado inteligente? Hay quien piensa que si, como Amazon, que ha abierto su primer supermercado físico en la ciudad de Seattle.

No hay que pasar por caja, no hay que hacer colas

Amazon es una compañía que siempre ha querido que sus clientes estén satisfechos y busca la mejor forma de cumplir con su trabajo. Tras crear drones que puedan entregar paquetes o empezar a vender comidas, ha llegado el turno de crear el Amazon Go, el primer supermercado inteligente del planeta.

Este supermercado cuenta con una superficie física de ni más ni menos que 167 metros cuadrados en los que se pueden comprar pan, productos lácteos o productos cárnicos. Podría pasar por un supermercado normal a los ojos de los consumidores habituales, pero lo cierto es que se trata de un supermercado inteligente.

El primer supermercado inteligente es una realidad gracias a Amazon

¿Quién no ha querido alguna vez ir a comprar y saltarse las pesadas colas? Pues ahora es posible gracias a este supermercado. En efecto, no hay que pasar por caja para pagar. Cuando un cliente entra en la tienda, necesita pasar un código QR para que se active su cuenta de cliente de Amazon y así poder acceder en el edificio.

Una vez dentro, los productos de los estantes cuentan con un código que se lee nada más un cliente lo coge. Este producto es añadido a su carrito, pero si el cliente lo deja, este producto es retirado de su carrito virtual. Cuando la cesta de la compra está completa, el cliente no tiene más que pasar por la puerta y un lector le carga directamente en su cuenta de Amazon el cargo de la compra que ha realizado y le entrega un recibo. Aunque de momento la tienda solo está abierta para los propios trabajadores de la compañía, esperan que a lo largo de 2017 la puedan abrir al público.

Dejar respuesta