Aunque Barack Obama no era el candidato para ser el próximo Presidente de los Estados Unidos, si que apoyó fervientemente a su compañera de partido Hilary Clinton. Y como otros tantos estadounidenses, la victoria del republicano Donald Trump le pilló por sorpresa.

Estará atento a la presidencia de Donald Trump

Desde la derrota de Clinton, Obama ha aparecido en diversas entrevistas y dado muchas conferencias en las que ha dado su opinión al respecto, arremetiendo contra Facebook por promocionar las noticias falsas o hablando sobre el programa del presidente electo, preocupado por sus votantes.

No obstante, en la última conferencia en el cierre de la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífica en Lima, ha dicho que estará muy “atento” a la presidencia de Trump. Aunque asegura que hay que “esperar y ver” que es lo que sucede, asegura que estará al tanto por si se pierden los ideales y valores de Estados Unidos.

Obama vigilará de cerca a Donald Trump

Asegurando que “quiere ser respetuoso del cargo y dar al presidente electo la oportunidad de presentar su plataforma y sus argumentos sin que alguien esté atizando a cada momento” también reconoció durante una entrevista que dudaría en ningún momento ser crítico a la presidencia de Trump si fuera “necesario”.

Donald Trump jurará el cargo en poco menos de dos meses, tiempo en el que Barack Obama podrá reunirse con él las veces que estime oportunas. Para Obama, la preocupación por los estadounidenses está más que justificada. Uno de sus temores es que Trump acabe con el programa DACA, que Obama aprobó en 2012 y que permitía a los inmigrantes sin papeles conseguir puestos de trabajo y completar sus estudios. Un programa del que se han beneficiado millones de personas.

¿Podrá Obama, desde la oposición y como apoyo a su compañera Clinton, parar los avances que Trump tiene planeados durante su mandato? ¿Cuántas veces tendrá que atacar y ser “crítico” con el presidente electo?

Dejar respuesta