¿Eres de a los que les gusta hacer ejercicio en casa porque ven que les sienta mejor a su salud? En ese caso, vas a tener que tomar algunas anotaciones, porque algunas de las partes del cuerpo que más se descuidan durante estos ejercicios es la espalda. Pero, descuida, que aquí vas a aprender mucho sobre ejercicios para tonificar tu espalda.

¿Qué ejercicios puedes realizar?

Al hacer ejercicios, se le suele dar prioridad a los brazos y las piernas, porque se creen que son las partes más importantes del cuerpo. Sin embargo, la espalda también juega un papel muy importante en nuestra salud, y si no es cuidada como es debido, en el futuro uno puede lamentarlo.

Con todo esto, ¿qué tipos de ejercicios puedes realizar en casa que te vengan bien para tu espalda?

  • Superman: Es uno de los ejercicios más sencillos de realizar. Pone sobre un par de sillas, tumbado boca abajo, y levanta solo una mano o una pierna. Si levantas la mano derecha tienes que levantar la pierna izquierda y al revés si lo haces con la mano izquierda. Hay que repetirlo al menos 10 veces.
  • Sentadillas: Uno de los mejores ejercicios que ayudan a mantener la espalda recta. Haz sentadillas con dos piernas al principio, pero una vez que hayas fortalecido un poco las piernas, hazlas con una.
  • Dominadas: Las dominadas son un imprescindible para todos aquellos que quieren tonificar su espalda. Gracias al ejercicio, se fortalecen los músculos de esta y se vuelve más resistente, además de que ayuda a correr algunos problemas lumbares y cervicales. Si tienes una barra en casa, no dudes en ponerte a hacer ejercicio con ella siempre que puedas.
  • Puentes: El fortalecer la espalda también está muy relacionado con mejorar un poco la elasticidad del cuerpo. Intenta realizar un puente, ya sea el prono, el supino o el lateral, y mantenerte en esa posición durante 10-20 segundos.
  • Gato camello: Un ejercicio suave que se basa en mejorar el control que puedas tener sobre tu columna vertebral. Redondea y arquea la columna despacio, sin forzarla. Poco a poco irás notando una mejoría en la salud de tu espalda.
  • Pájaro: Gracias a este ejercicio se mejora la musculatura interescapular, algo importante porque suele ser un músculo débil. Necesitarás de algo que tirar para que te haga presión hacía abajo.
  • Elevaciones frontales: ¿No crees que sería bueno poder mejorar el control de tu columna? Para ello realiza este ejercicio en el que se movilizan las extremidades superiores, empezando con una carga baja y elevando ligeramente los brazos.

Si haces estos ejercicios tras regresar del trabajo no solo ayudarás a aliviar el dolor que puedas sentir en la espalda, además te olvidarás del estrés y te sentirás más relajado.

Dejar respuesta