Ir a la Universidad es un lujo que no todos pueden permitirse. Apartando de lado los cambios que el Gobierno quiere implementar en el sistema de educación, el mayor problema para los estudiantes que quieren ir a la Universidad son las tasas.

España es uno de los más caros de toda Europa

Según diversos estudios, España se encontraría en los primeros puestos de los más caros a la hora de realizar un estudio superior. Por contraparte, en lo que se refiere a su sistema de becas, se encuentra entre los más débiles e insuficientes de los países que componen la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

Las Universidades españolas, las más caras de Europa

Entre 2011 y 2015 el número de matriculadores en las Universidades españolas de todo el país se ha reducido en 92.760 personas. Ante esto, el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes han presentado algunos datos de interés general, como que durante el 2011 el 16.9% de los matriculados dejaban sus estudios tras el primer año. Una tendencia que fue subiendo poco a poco hasta alcanzar, en 2014, una cifra del 17.83% de estudiantes que no continuaban su segundo año de carrera.

Ana García, secretaria general del Sindicato de Estudiantes, prevé que estas cifras vayan en aumento, dando como explicación que “las familias trabajadores tienen serias dificultades para acceder a los estudios universitarias”. En el caso que los datos se comparasen entre las Universidades públicas y las privadas, los datos no serían mucho más favorables, puesto que en estas últimas el número de matriculados que no pasan de curso o que continúan en el segundo año ha ascendido hasta el 22.5%.

El número máximo de estudiantes que estuvieron matriculados en las Universidades españolas se alcanzó en el curso 2011-2012, con un total de 1.456.783 alumnos. Cuatro cursos más tarde, la cifra se ha reducido a 1.364.023, debido, entre otros motivos, a la excesiva subida de las tasas Universitarias.

Dejar respuesta