A muchos padres les preocupa lo que los niños puedan hacer con un aparato electrónico que tenga conexión a Internet. De hecho, ¿qué hay hoy en día que no esté conectado? Algo que muchos consideran peligroso. Sin embargo, lo que los padres de verdad temen es que los niños puedan acceder a contenido nada adecuado para ellos o que acaben descargándose una aplicación que cueste mucho dinero. Pero, ¿qué ocurre con el contenido que es bueno para los niños?

Internet, la cuna del contenido educativo para los más pequeños

Muchos recordarán con alegría, y otros con tristeza, aquellos veranos haciendo deberes con los cuadernos Rubio o los de Vacaciones Santillana. Sin olvidar aquellas horas y horas de estudio para aprender como se decían los números en inglés, practicar con la flauta o tener que estar una hora mirando en una enciclopedia para hacer un trabajo.

Ahora todo esto ha cambiado mucho. ¿Qué un padre quiere que su hijo aprenda inglés? Ya no hace falta gastarse el dinero en una academia, pues existen muchos programas educativos para los más pequeños en plataformas como Youtube donde, como si fuera el ya olvidado programa Barrio Sésamo, los niños aprenden cosas sencillas sobre esta lengua. ¿Qué te gustaría que le gustaría a una madre que su pequeño pudiera ver dibujos de calidad o de su época? En Internet está la solución.

La red puede ayudarte a educar a tu hijo

Si, la red se ha convertido en una poderosa aliada de los padres para educar a sus hijos, pero también es la cuna de entretenimiento número 1. Juegos adecuados para la edad de los más pequeños que les ayudan a desarrollarse durante su crecimiento, mejorando el control de su cuerpo, su percepción sensorial y aprendiendo a mantenerse concentrado en alguna tarea.

Algunos padres consideran que los juegos son como un arma de doble filo, porque si, entretiene al pequeño pero también hace que deje de lado otras tareas. No obstante, ¿de qué preocuparse cuando hay muchos juegos educativos que utilizan las aficiones de los más pequeños, como el fútbol o el baloncesto, para que aprendan mientras juegan? Y los videojuegos para consolas en si, muy lejos de la opinión pública, no son malos para los más pequeños, puesto que ya se ha demostrado en diversos estudios que son muy beneficiosos para el desarrollo de los más pequeños.

Si hay un lugar donde un niño se va a sentir a gusto es en Internet, porque hay todo tipo de contenido para ellos. Y aunque es una buena herramienta para entretener y educar a los niños, expertos recuerdan que no es recomendable que un niño pase más de dos horas delante de una pantalla. De vez en cuando debe salir a respirar el aire fresco y jugar con otros niños en un parque o una plaza para sociabilizarse.

Dejar respuesta