Se habla mucho de concienciar a la gente con respecto al reciclaje, con el fin de preservar el medio ambiente. Pero, ¿a quién deben ir dirigidos realmente estos mensajes? ¿A los adultos que no creen que sea verdad lo de la destrucción del medio ambiente? ¿A los ancianos que están muy pocos preocupados por el tema? El objetivo de estos mensajes está claro: tienen que ser los niños.

Son el futuro y hay que concienciarlos

Aunque se diga que las actuales generaciones están cambiando, especialmente por su contacto directo con el mundo de la tecnología, los niños siguen siendo bastante influenciables y si se les inculca unos buenos valores desde su etapa más temprana, lo mantendrán el resto de su vida.

Así pues, ¿por qué no hacer más esfuerzos en que sean los más pequeños los que reciban el mensaje sobre el reciclaje? Durante años se han lanzado muchas campañas sobre el ahorro del agua de “cuando te laves los dientes no mantengas todo el tiempo el agua del grifo abierto” o “planta un árbol porque son necesarios”. Mensajes que los jóvenes van incorporando a sus valores y poco a poco van convirtiéndose en una parte de ellos.

La gran importancia de enseñar a los niños sobre el reciclaje

Entonces, ¿por qué no se trabaja en campañas para que sean ellos los que capten mejor el mensaje que los adultos? Algunas veces se hacen campañas de reciclaje, pero los niños no tienen tan claro el mensaje que están recibiendo. ¿Por qué separar la basura en tres tipos de contenedores si no dejan de ser basura? ¿Por qué tienen que dar sus juguetes? ¿Cuáles son las consecuencias de no reciclar?

Ir a lugares especializados en reciclaje o mostrarles lo que se puede hacer al reciclar algún producto son buenas formas de que capten el mensaje fácilmente. Además, los niños tienen mucha imaginación, por lo que seguro que encontrarán una buena forma de ayudar a reciclar.

Compartir
Artículo anterior¿Qué buscas a la hora de hacer deporte?

Dejar respuesta