Durante muchos años el jugar a los bolos, o bowling como se prefiere llamar a este pequeño deporte, se ha considerado más una actividad lúdica como una manera de ejercitar el cuerpo y la mente. Sin embargo, si eres una persona que solo lo juega de vez en cuando, quizás sea el momento de darte unas razones para practicarlo de manera más regular.

Todos estos son los beneficios de jugar al bowling

Lo cierto es que el bowling, aunque parezca que sea al tan sencillo como lanzar una bola contra unos bolos, lo cierto es que resulta ser bastante bueno para la salud.

Para comenzar, es un juego que es apto para todo tipo de público, con unas reglas sencillas. Existen diferentes tipos de pistas, adaptadas a todas las edades y las condiciones de cada persona, con la opción de incorporar barras laterales para los principiantes. Además, gracias a que las bolas tienen diferentes pesos, es imposible no encontrar la ideal.

En países como Estados Unidos es una actividad que se suele realizar el fin de semana con los amigos y la familia, siendo una actividad que fomenta el compañerismo y el trabajo en equipo, especialmente si te apuntas a jugar contra un equipo rival con el fin de conseguir el mayor número de puntos. Se ha demostrado que ayuda a formar lazos de amistad y una competencia sana.

Es un ejercicio tranquilo y que ayuda a liberar estrés, así como relajarse. ¿Por qué no ir a jugar al salir del trabajo el viernes? ¿O por la noche? Es ideal para poder desconectar de la rutina diaria y así romper con la monotonía diaria. Por otro lado, si crees que el bowling consiste en lanzar una bola y ya está, estás muy equivocado. Es un ejercicio que fortalece la musculatura de los jugadores, especialmente cuando se practica de manera regular, pues el movimiento de lanzar la bola involucra un gran número de músculos de los brazos, las piernas y la espalda.

Por otro lado, mejora la coordinación y el equilibrio del practicante, pues hace falta trabajar la coordinación del cerebro, la vista, los brazos y los pies, con el fin de que todo el cuerpo logre convertir la bola en una extensión de tus manos. Además, es una actividad perfecta para mejorar la concentración, pues necesitas estar muy mentalizado para lograr hacer un strike a la primera y tirar todos los bolos. Ideal para aprender a tener la mente centrada en una sola cosa.

Tras conocer todas estas razones, ¿no deberías pensar en practicar este deporte? Ármate con el equipo básico de bowling y verás cómo comienzas a incorporarlo a tu rutina diaria para tener algo diferente que hacer con los amigos.

Dejar respuesta